Guía para el emprendimiento: qué es y cómo comenzar de manera inteligente

¿Qué es el emprendimiento?

El emprendimiento es una actividad humana orientada a la iniciación, desarrollo y gestión de un negocio o proyecto, con el propósito de innovar y generar valor económico o social. A continuación, se detallan algunos aspectos clave del emprendimiento:

  1. Innovación: Uno de los pilares del emprendimiento es la innovación, que puede manifestarse en la creación de nuevos productos, servicios, o en la implementación de nuevos procesos que optimicen la operatividad de una empresa.
  2. Creación de Valor: Los emprendimientos buscan crear valor ya sea mediante la satisfacción de una necesidad no atendida en el mercado, o a través de la mejora de soluciones existentes.
  3. Asumir Riesgos: Emprender implica asumir riesgos, dado que no siempre se tiene la certeza de que la idea o proyecto prosperará. Sin embargo, un buen emprendedor gestiona y minimiza estos riesgos mediante una planificación adecuada y la toma de decisiones informadas.
  4. Autonomía y Liderazgo: Los emprendedores suelen tener un fuerte sentido de autonomía y liderazgo, lo cual les permite dirigir sus proyectos con visión y determinación.
  5. Desarrollo Económico y Social: Los proyectos emprendedores pueden contribuir al desarrollo económico y social de una región, creando empleo y fomentando la innovación y la competencia en el mercado.
  6. Aprendizaje Continuo: El camino del emprendimiento es también un camino de aprendizaje constante, donde los desafíos y obstáculos sirven como oportunidades para aprender y mejorar.
  7. Persistencia: La persistencia es una cualidad crucial en el emprendimiento. Los emprendedores exitosos mantienen su entusiasmo y esfuerzo a pesar de las adversidades.
  8. Desarrollo de Estrategias de Mercado y Posicionamiento: Un aspecto crucial es el desarrollo de estrategias eficaces para posicionar el negocio en el mercado y alcanzar a la audiencia objetivo, algo que mencionabas en tu perfil con respecto al SEO y el posicionamiento de páginas web.

El emprendimiento puede manifestarse en diferentes ámbitos y sectores, y puede llevarse a cabo de manera individual o colectiva. Además, el ámbito digital ha abierto nuevas posibilidades y formas de emprendimiento, como el emprendimiento digital y las startups tecnológicas.

Un ejemplo rápido de qué es el emprendimiento

Pongamos un ejemplo de emprendimiento. Imagínate que quieres crear una editorial de libros. Antes de nada tendrás que revisar qué quieres expresar con tu marca, qué te apetece comunicar y qué temas deseas tratar.

Además de todo esto, también tendrás que revisar qué tipo de libros venderás, en qué formato y en que comercios te gustaría comercializarlos.

El emprendimiento también necesita que se revise la parte de publicidad y marketing del producto. Es por eso que muchas veces la figura del emprendedor o de la emprendedora es la de una persona multifacética que tiene amplias capacidades para desenvolverse en todos los ámbitos comunicativos, analíticos y de planificación de un proyecto.

Muchas veces estas personas son trabajadores y trabajadoras que disfrutan a la hora de crear y desarrollar retos. Suelen ser personas determinadas y pasionales que practican la constancia, esencial para llevar a buen puerto un objetivo.

Cómo comenzar a emprender

¿Te has preguntado alguna vez qué es el emprendimiento? Emprender no solo es cuestión de comenzar un negocio físico, sino que también incluye el desarrollo de una startup tecnológica o la creación de un negocio online.

Primero es muy importante que encuentres una idea que te apasione y que despierte lo mejor de ti mismo/a.

Llegados a este punto es de relevancia que te fijes en tu misión de vida, tus ilusiones o sueños. Por ejemplo, no es la primera vez que una persona realizó un negocio exitoso exponiendo alguno de sus hobbies.

Piensa que cuanto más te ilusione una cosa, mejor la explicarás, más te interesarás por ella y eso se reflejará en emociones.

Un comprador potencial se fijará más en ti si eres capaz de expresarle los beneficios de tu producto, si haces ver que es necesario para él o para ella y si consigues hacerle a tu idea un hueco en el mercado en el que ellos se mueven.

Una vez tengas dirigida y proyectada tu idea, por ejemplo: crear una línea de productos de belleza naturales, es de vital importancia que hagas una reflexión acerca de lo que se está moviendo en ese sector de ventas.

Analiza la competencia y visita foros relacionados con el tema para que los demás puedan darte ideas de lo que se demanda y no se está poniendo a la venta. Haz un exhaustivo análisis y anota todo lo que necesites para que no se te olvide nada.

El siguiente paso a cumplir será realizar el plan de negocios,

Este paso incluirá todos los datos de la puesta a punto de tu proyecto empresarial, así como su estrategia de marketing y sus previsiones de recuperación, así como de ganancias mensuales o anuales.

Tener en cuenta datos como la financiación de tu proyecto (si recurrirás a ayudas, a ahorros personales, a préstamos o a un crowdfunding) también serán de relevancia para que puedas materializar tu emprendimiento.

Desarrolla tu producto y pruébalo antes de asegurarte que funcionará.

Por ejemplo, si tu emprendimiento es una marca de crema natural, asegúrate de que la has probado para poder verificar sus beneficios. Si es un libro, analiza que cumple con todas las expectativas que tengas pensadas para él y que comunica todo lo que has pensado inicialmente.

Una vez hecho esto, infórmate de todos los trámites legales que tendrás que respetar y poner en práctica para que nada falle y puedas seguir con tu actividad laboral sin pararte. Esto incluye licencias de apertura, pagos a la Seguridad Social, tributación, etc.

La publicidad es uno de los pasos más importantes llegados a este punto.

Intenta crear tanto flyers digitales como impresos para que te sirvan como modelo a la hora de anunciar lo que haces y qué beneficios pueden tener tus productos de cara a otras personas. El buen emprendimiento requiere de un buen «boca a boca» para ganar clientes y también de que te hagas notar.

Una vez tengas hechos todos estos pasos y tu proyecto esté en marcha, tendrás que ir aprendiendo para ir perfeccionándote y seguir atento/a para enterarte de todo lo que se va haciendo tendencia. Los emprendedores/las emprendedoras aprenden de lo que les van comunicando sus clientes generando oportunidades de crecimiento que están ahí para ti.

Como ves, es muy fácil comprender qué es el emprendimiento si tienes todas las bases de su comienzo asentadas, así que esperamos que esta guía te ayude a hacer realidad tus sueños y a comenzar a realizar lo que de verdad te gusta. ¡Síguenos y comenta!