Guía sobre las startups: conoce todo sobre ellas

Antes de conocer mas a fondo qué es una startups, has de saber que las startups se están convirtiendo en una fuerte apuesta para el emprendimiento porque están aportando ideas frescas y también una excelente fuente de inversión para los empresarios que no quieren estancarse con sus actuales negocios.

A los negocios ya establecidos gracias a su solidez les favorece actualizarse y los emprendedores de las startups se ven agradecidos por el dinero que los primeros inyectan en sus proyectos para que salgan adelante.

Pero vamos a ver más detalles sobre ellas para que puedas conocerlo todo sobre cómo tratarlas en caso de que quieras emprender.

¿Qué es una startup?

Una startup es una empresa de nueva creación que busca abordar una necesidad del mercado o resolver un problema específico a través de un modelo de negocio escalable e innovador. Generalmente, se asocian con el uso de tecnología, aunque no siempre es el caso. .

Una de sus características es que tienen un nivel alto de crecimiento y que son más creativas a la hora de trabajar.

Además del carácter innovador y el crecimiento rápido de las startups, en ellas nos encontramos también con proyectos de negocios ágiles y flexibles que se adaptan a las necesidades del mercado, mostrando una escucha activa hacia los clientes. Muchas de ellas buscan:

  • Una inversión externa que les ayude a desarrollarse internamente, a crecer y a contratar más personal. Hay startups que no pueden hacerse cargo de su propia publicidad, por lo que sus inversores también les ayudan a generar campañas de marketing que les ayude a ganar popularidad rápidamente.
  • Reducir significativamente los costos de iniciación de la actividad, promoviendo valores como la cooperación, la colaboración y la realización de proyectos basados en la activación de protocolos sociales.

Así pueden las startups ayudar a los emprendedores

Los emprendedores pueden encontrar multitud de beneficios a la hora de crear una startup, entre ellos:

  • Aprender nuevas formas de hacer negocios y también adquirir habilidades que les puedan ayudar a la hora de desarrollarse como excelentes profesionales. Normalmente, las personas emprendedoras que deciden crear una startup se hacen mejores líderes y aprenden a ser líderes mucho más responsables y críticos.
  • Crear un impacto en la zona donde viven. Al ser negocios enfocados no solo en el crecimiento profesional, sino también en el plano social, estos proyectos aportan nuevos retos, creando una habilidad para solucionar conflictos y para encontrar oportunidades de una manera más efectiva.
  • Reforzarse económicamente, sin tener que prestar su total atención en la capitalización del producto, generando una mayor «tranquilidad» al concentrarse únicamente en el trabajo.
  • Generar más flexibilidad para los empleados. Al poder desarrollar la actividad de una manera remota, contactando con diferentes grupos de trabajo a lo largo de todo el globo (si se desea) se puede crear una oportunidad excelente para ser una persona autónoma, generando una libertad de trabajo que aumentará la productividad al no sentirse esclavos de unos horarios.

¿Tiene riesgos empezar una startup?

Por supuesto, siempre hay riesgos a la hora de comenzar con las startups, como en cualquier proyecto. La paciencia, mantener los objetivos del proyecto claros, crear una amplia red de contactos y generar una rutina de trabajo constante conseguirán que las probabilidades de que todo decaiga sean menores.

Cuál es la ley para las startups

La ley startups ha sido de reciente implantación. Con ella pensaron en atraer hacia el mundo del emprendimiento nuevos beneficios como el poder adherirse a diversos beneficios fiscales que favorecen las «stocks options» y los visados para nómadas digitales.

La Estrategia España Nación Emprendedora ha conseguido facilitar el impulso creador de multitud de startups gracias a al desarrollo de las inversiones, la escalabilidad, la búsqueda del apoyo del sector público  y la búsqueda de nuevos talentos.

La nueva ley permite que cualquier emprendedor pueda acudir a la Oficina Nacional de Emprendimiento, aportando un euro, creando los estatutos e inscribiendo su startup en el registro Mercantil, dejando todo listo en un tiempo promedio de 6 horas.

Para poder registrar una startup, según la ley, has de:

  • No superar los cinco años de antigüedad en tu proyecto
  • Demostrar que tu compañía está pensada para operar con un modelo de crecimiento escalable, presentando ideas y proyectos innovadores.
  • Asegurar que no estás cotizando en la bolsa de valores y que no está fusionada con ninguna empresa ni distribuyes dividendos.
  • Demostrar que tienes tu sede social en España.
  • Mostrar que tu negocio no tiene un volumen de ingresos de más de diez millones de euros.
  • Verificarles que si tienes personas contratadas, al menos el 60% se ubica en España y tiene un contrato laboral.

Si pasas las revisiones, la Empresa Nacional de Innovación te acreditará como startup y podrás acceder a la multitud de prestaciones y beneficios que esta nueva ley contempla.

Cómo invertir en startups

Normalmente, siempre son las empresas las que deciden apostar por invertir dinero en las startups. Para poder enfocarse en una startup, ellos deben analizar qué puede aportar y que novedad puede implantar en el mercado, creando una oportunidad de negocio cuya rentabilidad a veces no es capaz de visualizarse en los inicios de esa inversión.

Ellos también tienen que observar que las startups van a apostar por productos que realmente van a ser exitosos en el mercado, testando bienes por los cuales las personas van a querer pagar por ellos. Al fin y al cabo, ellos van a querer quitar de esa inversión una considerable rentabilidad.

Se invierte con riesgo, sin poder hacerse una idea exacta de lo que pasará realmente, porque la startup podrá ser un éxito o no conseguir arrancar como se esperaba.

Los Bussiness Angel, además de las empresas, son profesionales que están capacitados para invertir en ideas y llevarlas hasta lo más alto, siendo unas figuras que cada día están ganando cada vez más popularidad.

Además de conocer su entorno y a ellos, podrás aliarte a foros de inversión como «Deck&Docks» de Angels, explorando redes sociales de Bussiness Angels o asistiendo a eventos como el «Demo Days» o el «Investor Day de Angels».

Hay páginas que también te podrán ayudar como «AngelClub.es» una página fundada por Eneko Knörr, un licenciado en Administración y Dirección de Empresas, que opera como Business Angel.

Como último recurso, la formación para poder invertir en startups, será una excelente opción si tienes leves o nulos conocimientos en Administración de empresas o Económicas, pudiendo comprender sus entornos para no equivocarte y pensarte mejor las cosas antes de lanzarte a tu proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *