Trabajos en startups: ¿cómo comenzar ganando experiencias en ellas?

Encontrar trabajos en startups puede llegar a ser muy favorecedor, no solo para adquirir experiencias y ganar en profesionalidad, sino también para obtener algo de inspiración, de cara a un posible emprendimiento futuro.

Muchas personas apuestan por este tipo de trabajos como una primera opción, sobre todo si quieren asentarse en el mundo de la tecnología. Las startups son tan deseadas porque en ellas se instauran procesos de creación e investigación, programados con un modelo de negocio escalable.

La mayoría de ellas utilizan nuevas tecnologías, por lo que las personas se sienten atraídas por su productividad y también por el rendimiento que suelen tener.

¿Qué beneficios tiene realizar trabajos en startups?

Hay muchos beneficios a la hora de trabajar en una startup. Algunos de ellos son:

Acostumbrarse a manejar la tensión

Trabajar en una startup conlleva trabajar con grandes proyectos, en equipo y en fechas de entrega muy planificadas.

Es habitual que las personas que comienzan a trabajar en este tipo de organizaciones aprendan a ganar paciencia y a desarrollar una confianza mucho más afianzada en situaciones de estrés, algo que los capacita, básicamente, para trabajar en cualquier situación y rama profesional.

También será habitual que los/as trabajadores/as de las startups sean capaces de tomar decisiones en el último minuto, desarrollando personalidades muy resolutivas, hábiles para analizar muy bien cualquier situación sin importar lo compleja que sea.

Trabajar a menudo con la innovación, la creatividad y la capacidad de ser ingenioso/a

…debido a la naturaleza creadora de las startups, será muy habitual que se estén barajando diferentes ideas y remodelaciones constantemente, buscando los mejores prototipos y servicios con los que obtener la más potente rentabilidad.

Ganar aprendizaje en el sector tecnológico.

Será normal el desenvolverse en tareas relacionadas con la investigación, así que muy habitual el contemplar nuevos modelos robóticos, programas informáticos recientes o métodos de trabajo que no se suelen observar en las empresas más humildes y cotidianas.

Obtener más oportunidades de estabilidad.

Los trabajos en startups podrán reportarte mucha más estabilidad que otras empresas, gracias a que su modelo de negocio escalable tienen un gran potencial de crecimiento y de rentabilidad.

Las personas que trabajan en startups son muy valoradas en el mercado laboral, así que también será muy habitual que después de abandonar las startups sean contactados por otras empresas para participar en procesos de reclutación.

Los/as trabajadores/as de las startups suelen adquirir con mayor precisión cualidades y competencias relacionadas con la programación, el data science y el marketing digital, cosas que son muy demandadas en el mercado laboral actual.

Participar en un trabajo de una startup te ayudará a ser una persona mucho más organizada

…puesto que es habitual que te aporten una gran flexibilidad laboral al trabajar mediante objetivos, cumpliendo partes de un proyecto. Muchas startups, además, trabajan de forma mixta o utilizan el teletrabajo, siendo más fácil conciliar tu vida personal y familiar con el trabajo.

¿Cómo conseguir trabajo en una startup e inspirarte para tu próximo proyecto?

Antes de nada deberás saber que para optar a trabajos en startups tendrás que ser una persona superorganizada, que le dé prioridad a un trabajo de calidad, involucrándose por completo en la realización de un proyecto exitoso, valorándose más la calidad del trabajo entregado que el horario que inviertes en él.

Es decir, tus superiores se fijarán más en aquellas personas que tendrán una personalidad resolutiva, creativa y que sean capaces de trabajar bien, a pesar de que no cumplan con un horario estipulado al uso o no vayan a una oficina. Has de saber que en las startups es habitual trabajar desde casa, siendo tú quien deberá organizarse según la hora que le resulte más productiva.

Por eso, a la hora de postularte has de hacer más énfasis en tus competencias y habilidades, así como recursos que en tu propio Cv en sí.

Una vez hayas captado la atención del reclutador o la reclutadora, sí podrás mostrarle tu Cv. Pero… ¿Qué poner en él para conseguir el puesto?

Destaca tu experiencia con tus cargos, pero desarrolla que has logrado en ellos.

Antes de describir el tiempo y el año en el que estuviste trabajando o la empresa para la cual colaboraste, es importante que le des más prioridad a lo que conseguiste.

Por ejemplo, en el caso ficticio de María, que ha sido desarrolladora web en un proyecto de una revista virtual; en lugar de nombrar las tareas, es de vital relevancia que ella comenzará describiendo algo así:

«He colaborado realizando la estructura de la web de la revista Así Somos,que ha alcanzado una cuota de 100.000 lectores a la semana en su primera semana de publicación. Mi análisis en SEO y en marketing digital ha creado que en la primera semana pudiéramos captar a 45.000 clientes nuevos interesados en nuestros servicios de publicidad. También recibimos la oferta de 25 patrocinadores. Eso nos hizo ingresar alrededor de ___ euros.»

Asegúrate de que junto al Cv también está presente la carta de presentación.

Haz énfasis en todo aquello que realizas bien en un trabajo, cómo trabajas y que destacarías en la entrega de tus proyectos, en la atención al cliente o en el desarrollo de tus trabajos con tus compañeros.

Las startups valoran habilidades tales como las «hard skills» y las «soft skills». Las primeras hacen referencia a los procesos de trabajo y cómo los manejamos, mientras que la segunda habla de la capacidad para ser empáticos, desarrollar un buen liderazgo en un trabajo en equipo o ser personas creativas.

Haz un trabajo interno de autoconocimiento informándote más sobre ellas y de este modo podrás preguntándote cómo has sido hasta ahora, generando un diálogo franco y directo para los reclutadores que les hará fijarse en ti.

Es imprescindible que tengas una web personal que refleje todo lo que has hecho hasta ahora.

Si no te gusta la idea de tener una web expuesta a todo el mundo, siempre podrás crear un Linkedin y así, podrás compartirlo con quien más te interese. Si quieres más privacidad, pero aun así te atrae la idea de la web, podrás crear una que no se centre exclusivamente en ti sino en lo que sabes.

Escribe artículos, publica investigaciones en tu nombre. De este modo, ganarás prestigio. Tener un portfolio a mano también hablará de tu buen hacer y de tu propia firma personal.

¿Dónde conseguir trabajos en startups?

Hay multitud de páginas webs donde podrás acceder a tus primeros trabajos en startups. Comienza por registrarte en Linkedin. Si realizas una búsqueda con la palabra clave «empleos de startup» podrás comenzar a observar qué se cuece en el mercado laboral de las startups y qué necesitan.

No te olvides de echarle un ojo (con la misma palabra clave) a Freelancer, Infojobs, Lanzadera o JobFluent. Serán páginas donde también están publicando nuevas ofertas de empleo en startups cada semana.

Otra opción viable también es Startupeable, en donde te encontrarás no solo con las ofertas de empleo más tentadoras de las startups más novedosas, sino también con aquellas personas que ya trabajan en ellas y están en búsqueda activa de nuevos talentos. Imagina poder charlar de manera directa a tus posibles reclutadores o jefes, ¡toda una oportunidad y un privilegio!

Como ves, tendrás muchas opciones para comenzar. Toma nota de todo, realiza tus trámites con calma, redacta bien tu Cv y con una buena actitud, ¡podrás conseguir lo que te propongas!

Diversos tipos de startups: Explorando el mundo emprendedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *